¿El noviazgo es idolatría?

Jonás 2:8

Los que confían en vanos ídolos su propia misericordia abandonan

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)

Un ídolo no es solo una gran estatua de labios gruesos y una piedra brillante en el ombligo, es todo aquello que roba el primer lugar a Dios en nuestras vidas.

idolatría

En el noviazgo -sea cristiano o no-, se da el enamoramiento que es un estado emocional surcado por la alegría, intensamente atraído por otra persona que le da la satisfacción de alguien quien pueda comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida.

Las características principales del enamoramiento son sintomáticas, las cuales según la mayoría de autores son:

  • Intenso deseo de intimidad y unión física con el Individuo (tocarlo, abrazarlo , besarlo , relaciones sexuales).
  • Intenso deseo de reciprocidad (que el Individuo también se enamore del sujeto).
  • Intenso temor al rechazo
  • Pensamientos frecuentes e incontrolados del individuo que interfieren en la actividad normal del sujeto puro.
  • Pérdida de concentración.
  • Fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria) del individuo.
  • Hipersensibilidad ante los deseos y necesidades del otro.
  • Atención centrada en el individuo.
  • Idealización del Individuo, percibiéndo sólo características positivas, a juicio del sujeto.

enamoramiento

Si te das cuenta, las palabras que más se repiten en la descripción del enamoramiento son:

  • INTENSO DESEO
  • INTENSO TEMOR
  • PENSAMIENTOS FRECUENTES
  • ATENCIÓN CENTRADA E IDEALIZACIÓN DE LA PERSONA
  • FUERTE ATRACCIÓN
  • IDEALIZACIÓN

El diccionario define la idolatría como amar excesivamente una persona o cosa, ¿no te hace pensar que en el proceso de enamoramiento podemos perder los pies en la tierra y caer en la idolatría?

Conozco a muchos adolescentes y jóvenes que aún siendo cristianos, se dicen estar perdidamente enamorados de sus novios o novias, en ocasiones estando en el momento de alabanza y adoración dentro de la iglesia, los veo mandando mensajes de texto a sus novios o novias, y si acaso su novio o novia también asiste en la misma iglesia, los veo prestándose más atención entre ellos, que en el momento intimo que se esta desarrollando con Dios.

No quiero generalizar, no todos los adolescentes y jóvenes de las iglesias son así, pero si hay una porción grande que llega a ser así. Aúnque digamos que se encuentran en la edad en la que ellos deben de disfrutar su juventud, sabemos que Dios les juzgará por todo lo que hayan hecho.

Eclesiastés 11:9

Alégrate, joven, en tu juventud, Y tome placer tu corazón en los días de tu juventud. Sigue los impulsos de tu corazón y el gusto de tus ojos; Pero debes saber que por todas estas cosas, Dios te traerá a juicio.

Es por ello que me parece importante hablar del tema, no solo a los adolescentes y jóvenes sino también a los padres, líderes y pastores de estos adolescentes y jóvenes.

El noviazgo dentro de la Biblia no está del todo claro, no podríamos decir que es pecado tener novio o novia, lo que sí podemos decir, es que es un asunto de prudencia, entre más inmaduro eres, más susceptible de vivir un enamoramiento extremo, donde tu prioridad sea estar con tu novio o novia, de llamarle, de platicar con él o ella por facebook, chat, etc, mayor será tu necesidad de verle y de querer darle un abrazo o un beso, mayor será tu molestia cuando haya cosas que te impidan verle, ya sea que tus padres te castiguen y no te dejen salir para verle debido a tus bajas calificaciones, o que en la iglesia constantemente te recuerden que no es bueno ser novio o novia de un inconverso pues es yugo desigual.

Creo firmemente que fue idea de Dios que como sus hijos disfrutáramos de una buena relación de pareja (Génesis 2:18), el noviazgo es la antesala del matrimonio y también creo que es bueno disfrutar de una buena relación de noviazgo, sin embargo, es importante ser sabios en nuestras decisiones y atender consejo, pues esto garantizará que uno pueda disfrutar su noviazgo al máximo  honrando a Dios en todo momento pues le convertimos en el centro de nuestra relación

Cuando en un noviazgo dejamos fuera a Dios de la relación y ponemos al novio o novia en primer lugar de prioridades, seguramente pagaremos consecuencias, y no es porque Dios se enoje y nos castigue, sino porque no estamos siendo sabios, si una persona te idealiza y te pone por prioridad en su vida, te busca frecuentemente y dice que tú eres su razón para ser feliz, seguramente cuando se case contigo y el periodo de enamoramiento termine, se desilusionará de ti, y empezarán los problemas, vivirás una relación complicada, en constante conflicto, decepcionandote de tu pareja y de ti mismo/a.

Mi pregunta es ¿Realmente quieres vivir así?… Porque si se continúa poniendo a tu novio o novia en primer lugar esa será la consecuencia. Si no es así como deseas vivir, te recomiendo que tu prioridad sea Dios, búscale y amale como a nadie más y Él concederá las peticiones de tu corazón (Salmo 34:7).

Imagínate viviendo una relación donde Dios es el centro de todo, ¿Podría algo salir mal?… No, porque Dios es perfecto, además tienes garantizado el éxito en tu relación, pues el cordón de tres dobleces no se rompe pronto, y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; . Eclesiastés 4:12.