¿Qué es la psicología humanista?

Recién veía en youtube un vídeo que se titula “Consumado casi es” en el cual el autor de ese vídeo, pregunta:

¿sabes lo que Jesús dijo antes de morir? consumado casi es, pero tranquilos, los psicólogos cristianos lo completarán.

HumanismoContinué viendo el vídeo y me di cuenta de que la mayor crítica que se hace nace de la incomprensión de lo que es la Psicología como ciencia. El autor señala que Jesús ya murió por nosotros haciendo completa su obra y que nosotros ya nada podemos hacer para mejorarla, y que con la psicología solo estamos tratando de robarle el crédito a Jesucristo, el autor señala que el “Humanismo” hace vana la doctrina de la cruz, en la cual nos hacemos merecedores de la salvación por el sacrificio de Jesús, es por gracia que nosotros somos salvos y podemos llegar a tener un propósito en Dios. La verdad es que estoy de acuerdo en mucho de lo que dice, sin embargo su vídeo genera confusión para los que no están familiarizados con la psicología. Veamos a fondo lo que crítica y lo que realmente es la psicología como ciencia.

El humanismo nace en la década de los sesentas (1960’s) como una postura alterna y contraria a dos posturas (modos de trabajar la psicología) el psicoanálisis (se enfoca a procesos internos e inconscientes del ser humano) y el conductismo (se enfoca a abordar lo que es observable y en los procesos de aprendizaje), su autor principal se llamó Abraham Maslow el era de origen Judío y provenía de Rusia y vivió en Estados Unidos de Ámerica en sus propias palabras el decía de sí mismo:

Yo era un niño pequeño judío en un barrio no judío. Era un poco como ser el primer negro en una escuela de blancos. Estaba solo e infeliz. Crecí en las bibliotecas y entre libros.

La psicología humanista pone énfasis, en la autorrealizacion humana, en la búsqueda de la satisfacción de las necesidades.

Sus principios son:

  1. Énfasis en lo único y personal de la naturaleza humana: el ser humano es considerado único e irrepetible. Tenemos la tarea de desarrollar eso único y especial que somos, así, ámbitos como el juego y la creatividad son considerados fundamentales.
  2. Confianza en la naturaleza y búsqueda de lo natural: el ser humano es de naturaleza intrínsecamente buena y con tendencia innata a la autorrealización. La naturaleza, de la que este ser humano forma parte, expresa una sabiduría mayor. Por lo tanto, como seres humanos debemos confiar en la forma en que las cosas ocurren, evitando controlarnos o controlar nuestro entorno.
  3. Concepto de conciencia ampliado: la conciencia que tenemos de nosotros mismos y la forma en que nos identificamos con nuestro yo o ego, es uno de los varios estados y niveles de conciencia a los que podemos llegar, pero no es el único.
  4. Trascendencia del Ego y direccionamiento hacia la Totalidad que somos: la tendencia en el curso de nuestra autorrealización es ir alcanzando cada vez niveles de conciencia más evolucionados, que se caracterizan por ser cada vez más integradores (de partes de nosotros mismos y de nuestra relación con el resto, y con la totalidad.).
  5. Superación de la escisión mente/cuerpo: la psicología humanista parte desde un reconocimiento del cuerpo como una fuente válida de mensajes acerca de lo que somos, hacemos y sentimos, así como medio de expresión de nuestras intenciones y pensamientos. Funcionamos como un organismo total, en que mente y cuerpo son distinciones hechas sólo para facilitar la comprensión teórica.
  6. Reequilibrio entre polaridades y revalorización de lo emocional: la cultura occidental ha tendido a valorar lo racional sobre lo emocional, la acción frente a la contemplación, etc. Esto produce un desequilibrio en nuestro organismo, ya que desconoce aspectos valiosos de nosotros mismos o los subestima, relegándolos al control de otros. El cultivo de lo emocional, lo intuitivo, lo contemplativo, por parte de la psicología humanista, es un intento por restablecer ese equilibrio.
  7. Valoración de una comunicación que implique el reconocimiento del otro en cuanto tal: dejar de reconocer a los demás como objetos, o medios para alcanzar nuestros propósitos personales, es uno de los énfasis principales de esta corriente. Esta forma restringida de relacionarse con los demás se transforma en una barrera comunicacional entre los seres humanos, ya que nos concentramos en sólo una parte del otro (la que nos es útil, por ejemplo), y dejamos de verlo como un ser total, impidiendo una comunicación plena.

Aún los psicólogos no cristianos la critican por la falta de rigor teórico (es decir su origen no científico). Si lo vemos desde un punto de vista Bíblico, éstas ideas nos pueden llevar a querer vivir una vida sin Dios.

La realidad es que no todos los psicólogos trabajan con humanismo, en lo personal prefiero trabajar bajo el enfoque cognitivo-conductual, que de ninguna forma es opuesto a principios Bíblicos.

La psicología es solo una herramienta, el hombre es quién la usa para bien o para mal, el  psicólogo cristiano ha de buscar primero los principios Bíblicos, ha de analizarlo todo y solo retener lo bueno, los que somos psicólogos cristianos sabemos muy bien que la obra es de Cristo y no de nosotros, solo somos instrumentos en sus manos.

¿Existe la psicología cristiana?

MedicinaUna de las críticas que se le hace a la psicología es que su origen no está en la biblia. Sin embargo, para tener un punto de partida respecto a este post, propongo también responder la siguiente pregunta:

¿Existe la medicina cristiana?

La respuesta sería NO, al igual que la psicología no existe ningún indicio en la Biblia acerca de que la medicina sea bíblica y por lo mismo cristiana, así también como muchos de los fundadores de la medicina no han sido cristianos, sin embargo, muchos cristianos cuando están enfermos no dudan en asistir a consulta médica.

Sé que varios pensarán que aunque no exista un fundamento bíblico Dios estableció normas sanitarias acerca de cómo proceder con algunas enfermedades como la lepra, y ahí puede uno hayar la base para señalar que la medicina no está en contra de los principios bíblicos.

Lo mismo sucede con la psicología, debido a los orígenes filosóficos de la psicología se desestima su valor como ciencia, cabe señalar que en la antigüedad la única forma de aproximarse al conocimiento del hombre era a través del razonamiento.

En la Biblia se ha indicado al Rey Salomón como un hombre sabio en gran medida, y he de decir que cuando leo Proverbios o Eclesiastés, me doy cuenta de que Salomón llegó a conocer muy bien al hombre, por lo que me atrevo a decir que el fue un psicólogo (estudioso del alma).

Sin duda, posturas como el psicoanálisis, el humanismo, etc., han causado también una mala impresión de la psicología frente a la comunidad cristiana, he de decir que estas posturas son solo teorías, aún entre psicólogos no hayamos como hacer compatibles algunas de las ideas de autores como Freud, Jung, Adler, Melanie Klein, Maslow, etc., al presentar a la psicología como ciencia.

Fue Wilhem Wundt y Frederick Skinner, quienes confrontaron estas ideas, para poder hacer a la psicología una ciencia, semejante a la medicina, concibiendo que muchos de los problemas de los hombres también son enfermedades neuronales o desequilibrios bioquímicos que generan malestar emocional o conductual, o bien muchas de las disfuncionalidades en el hombre son cuestiones aprendidas, y el aprendizaje como tal está sujeto a leyes (no a teorías).

¿Existe la psicología cristiana?

La respuesta es NO (como un concepto), pero, existen los psicólogos que son cristianos, que han establecido su práctica como una ciencia comparable a la medicina (Terapia basada en evidencia) entendiendo que las personas cometen errores, y se equivocan por dos razones:

  1. Son ignorantes (cuestión de aprendizaje)
  2. Están enfermos (Psicopatologías)
Somos psicólogos y somos cristianos que no nos apoyamos en filosofías sino en principios que sabemos son efectivos frente a los problemas de las personas.
En la práctica clínica he aprendido que un cambio permanente sólo lo ofrece Cristo, y que preparar la tierra para la siembra implica un proceso, del cual la psicología nos ofrece múltiples alternativas, donde no actuaremos conforme a nuestra opinión sino en base a cuestiones objetivas.
También he aprendido que un Cristiano también llega a necesitar apoyo psicoterapéutico, y que se siente mucho más cómodo cuando quien lo atiende es Cristiano.
La psicología es cristiana porque quien la práctica es cristiano y no por si misma.